Saltar al contenido

¿Cómo eliminar los caracoles del jardín?

Los caracoles en el jardín pueden resultar un verdadero dolor de cabeza. Estos bichos, un tanto desagradables, ponen en riesgo tus plantas. Debes prestarles especial atención y evitar que proliferen. En invierno suelen aparecer con mayor frecuencia, ya que el agua favorece la producción de la baba que los caracoles segregan y les permite movilizarse. Si dejas que avancen pueden acabar con cualquier cultivo y echar a la basura el trabajo que durante tanto tiempo realizaste para preservar las plantas de tu jardín y siembra.

Trucos para mantener a raya los caracoles

Existen algunos trucos caseros que permiten mantener a raya esta plaga. Estas técnicas son muy conocidas por la mayoría de los agricultores o por todo aquel que pese a no dedicarse por completo a la faena del campo tenga que lidiar con estos molestos bichos. Estos son algunos de los que se pueden aplicar:

Levadura o cerveza:

Esta sustancia les atrae muchísimo. Una buena técnica es enterrar en el jardín frascos abiertos llenos de cerveza o si lo prefieres de levadura con azúcar. Los caracoles al sentirse atraídos por esta sustancia caerán en el frasco y se ahogarán.

Cáscaras de huevo:

Este tipo de materiales no solo son utilizados para fertilizar también resultan una muy buena trampa para los caracoles. Coloca las cáscaras en el jardín o en la siembra. Los caracoles tratarán de evitarlos porque terminan pegados a ellos y por lo general caen en la trampa. Desde luego es un truco muy útil y económico.

Tomarlos con la mano y enterrarlos

Quizás esta es la forma más ecológica que existe para acabar con los caracoles, pero no todo el mundo está preparado para hacerlo. Si te decides por esta opción, utiliza un guante de jardinería y ve tomándolos uno a uno para luego colocarlos en un frasco con agua jabonosa y luego entiérralos para que no atraigas a las moscas también puedes colocarlos en una bolsa sellada.

Agua con cafeína

Este también es un truco bastante utilizado. Consiste en mezclar agua con cafeína y rociarla por el jardín. Este líquido matará a los caracoles.

Sal

Los caracoles no resisten la sal porque ésta acaba con toda la humedad que necesitan para vivir y para movilizarse. El cuerpo de los caracoles está constituido en mayor porcentaje por agua, al echarle componentes como la sal este terminará absorbiendo toda la humedad que hay en ellos. Una de las técnicas que puedes aplicar es verificar los rastros del caracol, es muy fácil distinguirlos porque la baba que producen va dejando un rastro. Aplica en ese camino sal para que cuando vuelvan a movilizarse por la zona puedan entrar en contacto con este componente.

Cenizas

Las cenizas tienen el mismo efecto repelente que tiene la cafeína para los caracoles, aunque no resultan tan favorables para las plantas del jardín o del huerto. Elimina la maleza y actúa rápido Los caracoles se reproducen con mucha rapidez. Si no los combates rápido terminarás con el jardín o la siembra infestada. Colocan muchos huevos y se valen de la maleza para esconderlos así que lo mejor es que mantengas tu jardín muy limpio.

Artículos de nuestro blog