Saltar al contenido

¿Cómo poner piedras decorativas en el jardín?

La decoración del jardín se puede realizar de diversas maneras, a través de plantas, flores, madera, piedras, entre otros elementos ornamentales. Pero las piedras son los materiales naturales por excelencia que puedes utilizar para decorar tu jardín, ya que ofrecen distintas alternativas en formas, gama de colores y texturas. Pueden utilizarse para varios fines, por ejemplo, para delimitar los caminos, cubrir espacios vacíos, crear líneas decorativas y resaltar la estética del lugar.

Pasos previos para colocar piedras decorativas en tu jardín

  • Inspecciona los jardines de tu zona residencial para tener una idea de lo que pretendes hacer y adáptala a las características de tu jardín. Hay muchas formas de colocar las piedras.
  • Verifica cómo los arquitectos y paisajistas colocan piedras en las plazas y jardines públicos.
  • Visualiza el sector de tu jardín donde ubicarás las piedras. Luego, esboza el sitio destinado a revestir, el cual debe estar separado de las otras áreas con el fin de generar un impacto visual agradable.
  • Mide el espacio con una cinta métrica para obtener las medidas exactas y así saber con precisión la cantidad de piedras requeridas.
  • Desecha cualquier planta o césped en el área que hayas reservado para las piedras para evitar que crezcan debajo de ellas.
  • Asegúrate de que tenga un drenaje apropiado para evitar la acumulación de agua donde estén las piedras.
  • Instala una malla antigerminante sobre la tierra o área donde ubicarás las piedras para cubrir el lugar despejado.
  • Emplea guantes, gafas de seguridad y otros elementos de protección para evitar accidentes.

Piedras decorativas a elegir

  • Hazte de una gran variedad de piedras en tiendas de jardinería y ferreterías especializadas en artículos para piscina, tales como piedras de mármol o de de caliza, que tienen colores naturales como canela, negro, blanco y marrón y de granito.
  • Otra opción mucho más interesante y económica es buscar guijarros en la cabecera de los ríos, lagunas o arroyos para darle un toque original.
  • Opta por distintas formas y texturas. Así podrás usar piedras planas, redondas o elípticas. También, resulta una buena estrategia combinarlas entre sí. La elección del tipo de piedra más adecuado dependerá del diseño y de la habilidad que tengas para ubicarlas y aprovechar tanto el espacio como los materiales al máximo.
  • Haz un proyecto que armonice con las características de tu jardín. De modo que puedes trabajar con piedras unicolor y uniforme. Igualmente, puedes fusionar diferentes gradaciones y combinaciones.
  • Si prefieres piedras pulidas, las monocromáticas, como el ónix, ofrecen un estilo radiante y elegante. Puedes conseguirlas en tiendas de paisajismo.
  • En caso de que te decidas por un mosaico, combina diferentes variedades y diseña un modelo original que denote tu buen gusto.
Existen innumerables opciones al momento de utilizar piedras decorativas en el jardín, solo dependerá de tu creatividad e imaginación a la hora de elegir las más adecuadas según el espacio y estilo de tu jardín, así como el diseño que hayas planificado. Esperamos que este artículo te haya servido de gran ayuda.

Artículos de nuestro blog