Saltar al contenido

Herramientas para tener un jardín cuidado

Cuando tienes una casa con un jardín, lo primero que piensas es en mantenerlo bonito y bien cuidado. Surgen inmediatamente las preguntas ¿tendré que contratar a un especialista o lo podré hacer yo mismo? Y para esto último, ¿qué herramientas voy a necesitar?

Si este es tu escenario y aún no sabes cómo tener ese jardín de portada de revista o como aquellos de las mansiones de Hollywood que siempre has soñado, aquí puedes encontrar algunas recomendaciones.

Te vamos a presentar algunas de las herramientas fundamentales para que puedas convertir ese triste espacio sin mucha vida en un jardín de ensueño y sin tener que pagarle a otro por su mantenimiento

Buscando las herramientas necesarias

Lo primero que debes considerar en el momento de iniciar con tu trabajo de jardinería es conocer muy bien las dimensiones de ese espacio y lo que realmente quieres alcanzar. No es recomendable comprar una podadora o cualquier otra herramienta para un jardín pequeño si la vas a destinar a un trabajo intenso en uno más grande. Cada implemento tiene un uso en particular.

El tamaño, las características y la calidad de las herramientas deben tenerse muy en cuenta dependiendo de si serán arbustos y plantas o solo césped en general lo que vayas a cuidar.

Es muy común que lo más barato termine a la larga costando caro, pero a la vez, no todo lo de precio alto significa que sea de buena calidad. Así que debes reconocer cuáles son algunas de las marcas más reconocidas del mundo de la jardinería, aquellas que son garantía de calidad. De esta forma, sabrás elegir las más adecuadas para tu trabajo.

Como en toda actividad, existen herramientas destinadas a tareas diferentes. En ese sentido, algunas son más difíciles de manejar porque requieren de cierta habilidad y, sobre todo, de fuerza muscular. Con esa premisa en mente, la selección de la herramienta adecuada debe ser considerada por la tarea a realizar y la persona que la vaya a operar.

Para diferentes tamaños de jardines

Antes de ir a la tienda a comprar los elementos que podrías necesitar, lo mejor es que te detengas a analizar muy bien la superficie que vas a trabajar, qué vegetación existe allí y lo que realmente quieres conseguir en ese espacio.

No tienes que gastar una fortuna en herramientas y equipos para terminar llenando un cobertizo con cosas que nunca usarás. Lo mejor es priorizar lo que realmente vas a necesitar.

A continuación, te daremos una lista sugerida acerca de lo que podrías ir adquiriendo de acuerdo con el tamaño de tu jardín.

Las que puedes usar en general

Muchas de las herramientas son básicas. En otras palabras, las usarás sí o sí sin importar el tamaño de tu jardín y del tipo de trabajo que vayas a realizar, sobre todo en lo que se refiere a la protección y seguridad personal.

Guantes protectores

Son indispensables. Recuerda que tendrás contacto con tierra, raíces y con algunas plantas que pueden tener espinas, como cactus o rosas. Eso sin contar que son necesarios a la hora de manipular compuestos químicos para fumigar o fertilizar el jardín.

Botas

Quizás puedas decir que no son indispensables, pero que debes tener un calzado seguro en el momento de desarrollar labores de jardinería. Sobre todo, si se trata de un trabajo que involucre el uso de elementos cortantes como las tijeras o la gubia que podrían caer por accidente. Incluso a la hora de usar la pala o el azadón, tus pies deben estar protegidos.

Pulverizador

Es ideal si tienes unas macetas en tu jardín pequeño o grande. Algunas plantas son muy delicadas y con un rocío de agua tienen suficiente humedad. También te puede servir para fumigar.

Pala de mano

Te podríamos decir que no hay en el mundo entero un jardinero que no cuente con una de estas herramientas. Su uso es casi indispensable, es útil para cavar, mezclar o remover la tierra. Según para lo que la vayas a usar, es conveniente tener una pala para recoger y otra puntiaguda para cavar.

Lo mejor es que compres una de acero o metal, no de plástico, ya que se pueden dañar muy rápido. También debes considerar el tipo de mango. Este debe debe ser firme y al mismo tiempo cómodo para trabajar.

Gubia de jardín

Este elemento es como una pequeña pala, mucho más delgada, ideal para quitar las malas hierbas que puedan crecer alrededor de tus plantas. Al igual que las palas, en este caso es preferible elegir una de acero.

Herramientas para jardines de pequeños a medianos

A las herramientas básicas que te hemos enumerado en el apartado anterior, has de añadirle otros equipos con los cuales debes contar dependiendo del tamaño del jardín. Son ellos:

Manguera o regadera

Incluso podrías tener las dos:

  • La manguera, con pico rociador, para las plantas más grandes que tienes a nivel de tierra.
  • La regadera para las más delicadas que tengas en macetas o contenedores.

Son de las más útiles y usadas, ya que diariamente debes mantener tu jardín con la humedad adecuada.

Lo ideal sería contar con un sistema de riego general, pero si no es así, una manguera y una regadera te pueden ayudar. Esta última es indispensable cuando debes aplicar fertilizante líquido a tus plantas y arbustos.

Tijera para cortar setos

Si tu jardín tiene algunos arbustos, por ejemplo los perimetrales, esta es una herramienta indispensable para podar esas ramas rebeldes que asoman y así darles una forma estética. Procura siempre que tenga un mango firme, cuchillas bien afiladas y que sea de uso cómodo.

Ver todas las tijeras para cortar setos >>

Rastrillo pequeño o tenedor de jardín

Es la herramienta adecuada para romper los terrones de tierra o para mezclar y airear el compost. No busques los más económicos, escoge uno que esté hecho con materiales resistentes y recuerda que deberá soportar el trabajo duro.

Herramientas para jardines más grandes

Si tienes la fortuna de contar con una amplia superficie, como para tener un jardín lleno de diferentes plantas y arbustos, tus elementos de trabajo deben ser más grandes y aptos para un trabajo más pesado. Veamos de cuáles se trata.

Máquina de cortar césped

Ver todas las máquinas corta césped >>

Es indispensable para poder mantener controlado el crecimiento del césped de tu jardín. El tamaño de la máquina dependerá de la extensión del terreno, puede ser una sencilla de acción mecánica, de motor eléctrico o a gasolina, o hasta un pequeño tractor.

Es recomendable que tengas, además de la máquina, una bordeadora con la que podrás hacer los cortes en zonas donde con la máquina es muy difícil llegar.

Carretilla

Desde movilizar tierra hasta abono. Para eso y más puede servirte esta herramienta. Aunque quizás creas que no es necesaria, te podemos asegurar que pasado el tiempo de tener que recoger hojas, malas hierbas e incluso movilizar plantas para reubicarlas, necesitarás una carretilla que te haga más fácil el trabajo.

Sierra circular

Este equipo es necesario si tienes árboles grandes. Si vas a podarlos, seguramente necesitarás quitar los troncos grandes para darle mayor vida a tu jardín. Es por eso que una sierra circular te ayudará a “achicar” a pedazos más pequeños el tronco que luego los podrás usar como leña o simplemente desecharlos.

Recomendaciones finales

En esta guía te hemos mostrado tan solo algunas de las herramientas más importantes que posiblemente vayas a necesitar, no es una estricta regla a seguir, solo tú sabrás cuáles de ellas realmente vas a necesitar.

Tampoco es preciso que inviertas mucho dinero de una sola vez. Nuestra recomendación es que poco a poco vayas adquiriendo los elementos necesarios. De todas maneras, si te conviertes en un fanático de la jardinería como nosotros, te aseguramos que nunca te cansarás de buscar la herramienta perfecta para tus trabajos.

Y una última sugerencia: no siempre en los grandes almacenes encontrarás lo mejor. Si en tu zona existen mercados de las pulgas, tiendas de venta de segunda mano o hasta ventas de garaje, te recomiendo que les des un vistazo. Es muy probable que consigas herramientas de buena calidad a precios realmente increíbles.