Saltar al contenido

Mejores plantas compañeras de los tomates

Al tener un cultivo en casa, lo que más deseamos es que nuestras plantas estén siempre saludables y sus frutos sean los mejores para utilizarlos en la dieta diaria. En esta guía no tendrás excusa para conseguir que tus tomates sean los más cotizados porque los sembrarás con las plantas compañeras ideales. Justamente se denominan plantas compañeras aquellas que le aportarán mayores nutrientes al tomate para que tu huerto tenga un desarrollo óptimo y puedas obtener un cultivo de calidad y sobre todo, 100?ológico y más saludable.

Asocia tus cultivos

La alternativa de asociación de cultivos no es de ahora. Data desde hace miles de años, cuando los expertos en el área se percataron que los alimentos de sus huertos al combinar las matas tenían como resultado una mayor calidad. Se trata de una simbiosis perfecta que potenciará el bienestar de la huerta con resultados que redundan en un desarrollo excelente y mucho más sano, como una mezcla entre lo tradicional y lo que hoy se conoce como cultivos ecológicos. Aunque la siembra de tomates resulta algo sencillo, esta planta suele ser vulnerable a infecciones producto de plagas o enfermedades. En este sentido, para el resguardo de tus frutos, lo mejor es cultivarlos con plantas compañeras para contar con una tomatera sana y productiva.

Aquí están las mejores plantas que puedes sembrar junto a tus tomates

Para que tus tomates sean una referencia ecológica, te aconsejamos que los siembres junto a las siguientes especies:

Lechuga

Al cultivar tus tomates junto a las lechugas actúan como una especie de mantillo y preservan la humedad al igual que la temperatura del suelo, al mantenerlo fresco. Esto es beneficioso para las tomateras, ya que sus raíces permanecerán con una temperatura más fresca. Lo aconsejable es sembrar las tomateras y dejar un espacio aproximado de 40 centímetros entre cada mata. En ese espacio, se puede sembrar fácilmente las lechugas y al recogerlas irán del huerto directo a tu mesa.

Acelga

Funciona de manera similar a la lechuga y el tomate, sobre todo en la frescura de la temperatura del suelo y en el aprovechamiento de tu espacio a la hora de la siembra.

Ajo

Es especial para ahuyentar la temida araña roja de tu tomatera. Es aconsejable preparar ajos y agua para rociar toda la siembra y resguardar tus plantas de cualquier enfermedad fúngica.

Albahaca

No solo combina genial en las ensaladas son el tomate, sino que también consigue una perfecta comunión como planta compañera en tu huerto, porque al unirlas, hace que tu producción sea mayor y más ecológica. Es una de las más recomendadas.

Amaranto

No solo le dará una apariencia llamativa a tu siembra gracias a sus flores. El amaranto posee innumerables beneficios y resulta magnífico al combinar su siembra con el tomate. Tan solo por el hecho de ahuyentar los insectos ya es una propiedad que al cultivar no debes desestimar.

Borraja

Otra planta que va muy bien al unirla con el tomate, no solo al combinarlas en la mesa, sino en tu huerta. También presenta unas hermosas flores que siempre serán una fusión perfecta con este alimento.

Caléndula

Junto al tomate, la caléndula le servirá como un escudo protector contra pulgones, gusanos y chinches. Aunque no se utiliza en el área gastronómica, le proporcionará a la huerta otros beneficios importante como atraer a los agentes polinizadores.

Cebollino

La simbiosis entre el cebollino y el tomate provocará que los indeseados insectos estén más alejados y esto redunde en unos frutos más saludables. Lo bueno es que el ciboulette actúa contra la roya, una enfermedad que ataca de manera agresiva a las tomateras y que es provocada por un hongo. Si no lo controlas a tiempo, es tan agresivo que puede acabar con las plantas.

Cerraja

Se le conoce como mala hierba, pero al unirla con el tomate es una gran compañera porque optimiza su desarrollo y crecimiento. Las flores y las tiernas hojas de la cerraja se pueden usar para preparar ensaladas e incluso en guisos que fusionados con tomates son excelentes.

Clavelón

Se conoce que funciona de manera estupenda al cultivarlo junto a los tomates porque evita la aparición de insectos, especialmente los que son comunes para este tipo de huertos.

Ortiga

Aunque la gran mayoría no apuesta mucho a esta unión porque por lo general es considerada como una mala hierba, lo cierto es que la ortiga les aportará un sabor exquisito.

Zanahoria

Sembrar tomates y zanahorias reviste enormes ventajas porque podrás aprovechar el espacio. Puedes intercalarlos porque la separación entre las matas de tomate debe ser de al menos 40 centímetros. Al igual que el tomate, la zanahoria requiere suelos con buen drenaje y que sean ricos en materia orgánica. Unirlas en la mesa también resulta delicioso, de modo que si los puedes sembrar intercalados, mejor.

Artículos de nuestro blog