Saltar al contenido

¿Qué plantar en noviembre?

Cada temporada del año la puedes aprovechar para sembrar. No obstante, debes cuidar el tipo de cultivo que tendrás ya que algunas especies de flores, frutas y hortalizas no se dan en todas las estaciones. Noviembre es un mes bastante fresco, lo cual te da cierta ventaja de riego y de cuidados, aunque de igual manera tendrás que proteger tus siembras siguiendo los pasos correctos y considerando el trato de cada especie de tu huerto o jardín. Aunque el clima es favorable para conservar íntegras las plantas, la humedad crea otro tipo de amenazas, las cuales tendrás que erradicar o al menos evitar que se reproduzcan para garantizar que tus plantaciones lleguen con éxito al final de la temporada.

Variedad de siembras

Noviembre ofrece una gran variedad de especies para sembrar. Desde plantas aromáticas y flores hasta hortalizas y árboles frutales. Cada planta con indicaciones importantes para que puedan germinar, florecer y dar frutos en los meses siguientes. Si estás interesado en sembrar flores, puedes escoger flores bienales como el clavel o alhelí, aunque también puedes elegir caléndula, narcisos, tulipanes, jacintos y rosas, todas variedades muy buenas para germinar en esta temporada. Cuida no usar estiércol fresco con las plantas florales para que no ocurra una descomposición demasiado reactiva que les pueda resultar perjudicial. La lista de flores es reducida para esta temporada pero casi todas las plantas aromáticas se reproducen muy bien en el mes de noviembre. Si te interesa sembrar romero, lavanda, tomillo o perejil, puedes hacerlo. Si las flores no son lo tuyo, puedes plantar árboles frutales como manzanos, perales, cerezos y ciruelos. Pero antes de sembrarlos, debes realizar un trabajo profundo de abono y estiércol para nutrir el suelo. También es una temporada ideal para la siembra de vegetales y hortalizas, como el ajo, la acelga, la espinaca, el apio, la cebolla, guisantes, coles y la lechuga.

Cuidados en la temporada

Aunque la siembra es una actividad oportuna para el mes de noviembre, no descuides otras actividades que son importante antes, durante y después de que realices tus siembras. Cumpliendo con cada paso de preparación y de cuidados tendrás una excelente huerta.
  • Dependiendo las lluvias, asegúrate de suprimir el riego, ya que es conveniente que las raíces tengan poca agua en el invierno para poder enfrentarse a las heladas sin problema.  
  • Si tienes cactus, cámbialos de lugar y evita que les caiga agua. Otra de las actividades oportunas para aprovechar las bajas temperaturas es abonar aquellas macetas que todavía tengan flores.
  • A la hora de podar, trata que solo sean algunas ramas secas y deja la poda general para cuando empiece el invierno. Cuando tus plantas den sus primeros frutos recoge los que caigan al suelo, al igual que las hojas, así evitarás que se reproduzcan plagas que pueden afectarlas.
  • A finales del mes, es conveniente proteger del frío a los retoños más jóvenes y revisar que las plantas que quedan en el interior reciban la suficiente luz. Si tienes en mente sembrar césped, noviembre es también un buen momento para hacerlo.

Artículos de nuestro blog