Saltar al contenido

Tipos de abono para el jardín

Un momento ideal para nutrir tus plantas y así ayudarlas a reponerse del frío invierno es el inicio de la primavera y para encontrar el mejor abono para tu jardín y acorde a sus variedades, es bueno conocer los diferentes tipos de fertilizantes para proveerles el más conveniente y necesario para su desarrollo y belleza.

El abono es vital para las plantas más jóvenes y en pleno crecimiento, siempre y cuando se aplique en la medida correcta y siguiendo las instrucciones de cada producto para evitar de esta manera que lleguen a secarse. Con la siguiente información podrás conocer los diferentes tipos de abono para tu jardín que hay en el mercado y así podrás escoger el más eficaz para tu planta.

Según la composición del fertilizante

Para embellecer y proteger tu jardín, existen diversos tipos de abono, unos que se ajustan a circunstancias específicas y los que van dirigidos especialmente a ciertas características o necesidades de cada planta. Aparte, existen 2 tipos de abono que se diferencian en cuanto a su naturaleza, como son los abonos orgánicos y los minerales.

Abonos Orgánicos

De origen natural, son los más adecuados para el cuidado del medio ambiente. Este fertilizante enriquece tanto a la planta como al suelo en el que se utilice, aunque no poseen muchos nutrientes, lo que precisa añadir más cantidad o sencillamente recurrir al abono mineral.

Los elaborados a partir de extractos de algas aspiran a ser los ideales para entornos concretos gracias a sus abundantes nutrientes y son excelentes para reestablecer rápidamente tus plantas si han sufrido daños por la sequía, adaptación o plagas. Entre otros abonos orgánicos están los restos de cosechas, huesos molidos, pajas sepultadas, cuernos, etc.

Los que principalmente se utilizan son el compost, humus, estiércol o turba, y que aparte de sus beneficios, se usan para emparejar el terreno del jardín o crear una capa nutritiva para tus árboles, flores y arbustos.

El compost

Es un elemento elaborado con restos vegetales y otros materiales orgánicos sometidos a un proceso de compostaje. Este tipo de abono lo puedes realizar en casa, con restos de vegetales de tu jardín y alimentos.

Humus

Son ácidos húmicos y fúlvicos obtenidos de extractos orgánicos que favorecen la tierra de tu jardín. Estos no son muy conocidos por las personas nuevas en el ámbito de la jardinería.

Estiércol

Todos vienen a ser deposiciones de animales (vaca, cabra, oveja, caballo). Similar es la gallinaza, palomino, excrementos de murciélagos, guano.

Turba

Existen dos tipos de turba, la negra que es la más usual y la turba rubia que es muy ácida (pH=3,5). Se utilizan como base para elaborar sustancias, colocar en los jarrones y hacer viveros. Además, son buenas para añadir a la tierra de tu jardín.

Abonos minerales

Tienen esta denominación porque son aquellos tipos de abonos creados especialmente para cada planta y sus recetas están elaboradas en un laboratorio en los que se agregan de modo nivelado sustancias claves, tales como nitrógeno, potasio, fósforo y otros componentes que mejoran dicha fórmula.

Uno de sus primordiales beneficios de estos fertilizantes es la conservación de la productividad de la tierra en la cual se usan y la acertada reproducción de la planta en momentos difíciles o de estrés.

Como estas fórmulas son especiales para cada planta, estas clases de abonos estarán nutriéndolas con todo lo que requieren, atendiendo tanto a sus particularidades botánicas como a las condiciones del ambiente donde crecen.

También por su variedad de aplicaciones, ya sea en líquido, varitas, soluble al agua o granulado, te da la facilidad de escoger la opción que se adapte a tu gusto y al mejor beneficio de las plantas de tu jardín.

Existen plantas que necesitan un fertilizante específico, ya sea por determinadas necesidades o la clase de suelo donde están. Un tipo abono que sirva para mantenerlas saludables y fuertes y les proporcione las sustancias que requieren. Hay una gran variedad, incluso de fertilizantes ecológicos, que protegen el medio ambiente. Aquí tienes una lista de los más populares.

Abono universal

A menudo, este tipo de abono cuenta con una receta equilibrada, donde el nitrógeno es el principal elemento. Este beneficiará a tu planta porque la fortalecerá y le dará energía. Lo puedes encontrar en 2 formas: granulado o líquido. Este último cubre de modo veloz una necesidad nutritiva de la planta.

Abono para rosales

El abono para rosas es perfecto y equilibrado para su florescencia. También es eficaz para otras plantas, como los jazmines o el hibiscus. Es un fertilizante que aporta los nutrientes que necesita este tipo de planta.

Contiene un alto porcentaje de nitrógeno que fortalece el desarrollo de las hojas y otra parte de potasio que beneficia su coloración y las hace resistentes a enfermedades. Poseen también magnesio, excelente favorecedor de la fotosíntesis.

Abono para plantas verdes

Para que una planta de este tipo pueda conservar su verdor particular, es preciso que el abono tenga 2 elementos esenciales, como el potasio y el hierro. Este último es el encargado de conceder ese verde intenso característico de esta clase de planta. Además, este tipo de fertilizante suele tener humus, lo que hace más productiva la tierra de tu jardín.

Abono para cítricos

La formación de una fruta es una función botánica que representa más desgaste para una planta. Por eso, es importante si quieres conservar el atractivo estético de tu frutal y que produzca sus frutos, que le apliques una buena cantidad de nitrógeno y de potasio. Estos son los componentes más requeridos por las frutas, así que es primordial que tu frutal tenga unas generosas reservas de ellos.

Abono para hortensias

En el cuidado de las hortensias hay que tener en cuenta que necesitan un suelo ácido para existir y florecer, por lo que es importante una elevada concentración de nitrógeno y potasio, muy valioso para proteger a la planta de enfermedades. Asimismo, aumenta la actividad vegetativa habitual de estas flores. Este fertilizante también es indicado para plantas de sombra.

Artículos de nuestro blog